La caldera ROCA Gavina, actualmente BAXI Gavina, es una de las calderas de gasóleo más vendidas, especialmente para viviendas unifamiliares. Existen varias versiones (al final están listados todos los modelos), en función de si producen ACS y calefacción o solo calefacción, y según la potencia que tengan. Pese a ello, son todas muy similares, y las averías que pueden dar son fácilmente identificables. Estas calderas pueden tener tres tipos de averías:

Baxiroca Gavina

Baxiroca Gavina

1. Averías mecánicas: incluyo aquí fugas de agua, piezas mecánicas estropeadas. No hace falta detallarlas mucho porque la reparación es muy sencilla, y consiste únicamente en sustituir la pieza averiada. Las averías más comunes son:

– Pérdidas de agua por juntas defectuosas. Sustituyendo las juntas debería resolverse el problema.

Vaso de expansión roto: a veces la membrana puede romperse; entonces, al calentar el agua subirá mucho de presión, al no poder ser absorbida por el vaso, y la válvula de seguridad saltará para evitar daños en la instalación. Cuando la caldera para y el agua se enfría, pierde volumen y la presión quedará muy baja, pues mucho agua ha sido expulsado por la válvula de seguridad. Si la presión queda por debajo del límite tolerado por la caldera, no podrá arrancar. Cuando el usuario se da cuenta de que la caldera no arranca por falta de presión, abrirá la llave de llenado hasta tener la presión de trabajo habitual, y el ciclo volverá a comenzar. La mayoría de los vasos de expansión no tienen la membrana recambiable, por lo que habrá que sustituirlos enteros, simplemente soltando el racor loco que lo sujeta a la instalación. Es recomendable cambiar también la junta del racor.

– La válvula de seguridad puede gotear: si la presión es mas alta de lo admitido el goteo es normal, y es precisamente la función de la válvula de seguridad: aliviar el exceso de presión para evitar daños a la instalación. Cuando la presión regresa a valores normales, la válvula debe cerrar perfectamente. Si las juntas o muelles internos se han desgastado y no cierra nunca, simplemente hay que sustituirla. Es recomendable periódicamente accionar la válvula de seguridad, para conservar y en buen uso  sus piezas, y comprobar que funciona correctamente.

Llave de llenado: puede desgastarse, y no cerrar bien (entonces siempre estará llenando el circuito de calefacción, y la válvula de seguridad goteará) o bloquearse por la cal y no abrir. En cualquiera de los dos casos su sustitución es obligada y muy sencilla en los modelos que tienen una llave de llenado de palanca. En los modelos que tienen llave de llenado de rosca (una llave de plástico rojo en forma de aspa), mi consejo es dejarla cerrada y no utilizarla nunca, pues se estropean con muchísima facilidad; se puede sacar una toma desde la entrada de agua fría y conectarla al retorno de la calefacción con una llave y un antirretorno, y con esto ya tenemos una llave de llenado mucho más eficaz.

Bomba circuladora: puede estropearse, aunque es poco probable, o bloquearse tras un periodo prolongado sin usar la caldera, especialmente en los modelos de solo calefacción. Si ocurre esto, la caldera arrancará normalmente, y las tuberías se calientan, pero no llega agua caliente ni calefacción. Cambiarla es sencillo, solo hay que soltar la clavija de alimentación eléctrica, aflojar los racores de ambos extremos y cambiar también las juntas. Desbloquearla también es muy sencillo: con un destornillador plano quitamos el tornillo central de la bomba y damos un golpe seco al rotor, hasta que comprobemos que se desbloqueó y gira correctamente. Si se sustituye por una bomba electrónica de nueva generación nos evitaremos más problemas de este tipo, pues incorporan un condensador más potente que evita bloqueos, y además su consumo eléctrico es mucho menor. Uno de los síntomas de avería o bloqueo de la bomba es que salta el termostato de seguridad (la caldera nos dará el código de error 04 u 11), que habrá que rearmar después.

– Los intercambiadores de las calderas pueden ser de tubos o de placas, según el modelo, pero yo hasta hoy nunca he visto ninguno estropeado. En caso de avería hay modelos muy fáciles de sustituir, simplemente aflojando los racores, y modelos muy complicados, aquellos que están integrados en un cuerpo hidráulico con más elementos.

Válvula de 3 vías: es un elemento móvil que envía el calor al agua caliente o a la calefacción, y aunque en general dan un resultado muy bueno, algunas pueden averiarse. Se puede sustituir solamente el motor, sin tener que tocar el cuerpo de la válvula, lo que la hace una reparación muy sencilla.

2. Averías de control: quizá ya no son tan claras como las averías mecánicas, pero una vez conocidas, tampoco presentan demasiadas dificultades, pues la mayoría de las veces la reparación consiste simplemente en sustituir una sonda averiada. También podría averiarse el panel de mandos o la tarjeta electrónica, pero no es muy habitual.

Cuando la caldera para normalmente da un error en forma de códigos de colores en el panel de control, pero a veces los códigos de las luces pueden representar varias averías, así que la forma de conocer con seguridad el error que da la caldera es pulsar durante 5 segundos los botones + y – a la vez. Con el código de error que nos salga, ya sabremos cuál es el problema, y si es necesario, qué sonda sustituir. Estos son los códigos de error que podemos encontrarnos.

código 01: quemador. Pueden ocurrir varias cosas, ver artículo sobre cómo reparar un quemador.

código 02: baja presión. Meter agua en la caldera. Comprobar si hay pérdidas en algún sitio (fugas, vaso de expansión roto…).

código 03: exceso de presión. Sacar agua de la caldera: Comprobar que la llave de llenado cierre bien, y el vaso de expansión no esté roto.

código 04: termostato de seguridad accionado. Rearmar y comprobar la causa de sobretemperatura en la caldera.

código 11: termostato de seguridad estropeado. Sustituir.

código 12, 13 y 14: pueden ser la sonda detectora de caudal, sonda de temperatura de ACS, o sonda de temperatura de caldera. Comprobar la defectuosa y sustituir.

código 15: sensor de presión. Sustituir.

código 20: fallo de comunicación entre placa de control y mando. Hay que revisar las conexiones, o sustituir la placa de control o el mando, pues uno estará averiado..

código 22: valores incongruentes en el mando. Hay que reiniciar la caldera, y si persiste el error es que el mando está averiado y hay que sustituirlo.

Nota importante: pulsando las teclas bar y radiador se reinicia la caldera a los valores de fábrica; es importante hacerlo una vez sustituida alguna sonda, o para comprobar si un error no se debe a algún fallo temporal.

 

3. Averías del quemador: puesto que los quemadores son todos muy similares y no hay uno específico de las calderas Roca Gavina, hay un artículo específico sobre ¿Cómo reparar un quemador de gasóleo?

 

Nota importante: la reparación de las calderas de agua caliente y calefacción solo debe llevarse a cabo por personal especializado tal y como marca la normativa, pues son aparatos que pueden poner en peligro la seguridad de las personas. En caso de querer probar a realizar alguna de las operaciones aquí explicadas es importante tomar medidas de seguridad, como esperar a que la caldera esté fría, cerrar las llaves de agua fría y caliente, calefacción y gasóleo, vaciar el interior de la caldera, desconectarla de la red eléctrica, etcétera.

 

En esta imagen podemos ver 3 de las muchas versiones de esta caldera, con algunas de sus partes identificadas.

Reparar Roca Gavina

Algunos modelos de las calderas Baxi Roca Gavina

 

¿Cómo identificar cada modelo de las calderas Roca Gavina o Baxi Gavina?

Calderas de 20000 kcal (23,3 kW): Gavina 20

Calderas de 24000kcal  (24,7 kW): Gavina 25

Calderas de 29000 kcal (33,7 kW): Gavina 30

Calderas de solo calefacción: (Gavina GT, Gavina GTF).

Calderas con producción de ACS instantánea: llevan la I en su nombre (Gavina GTI CONFORT, Gavina GTIF CONFORT SP)

Calderas con producción de ACS por acumulación: llevan la A en su nombre (Gavina GTA, Gavina GTAF CONFORT)

Calderas de combustión estanca: llevan la F en su nombre (Gavina GTF, Gavina GTIF CONFORT SP, Gavina GTAF CONFORT)

Calderas de condensación: llevan CONDENS en su nombre

Los modelos CONFORT incluyen el cuadro de control CONFORT. (Los modelos antiguos que no lo incluyen disponen de un panel de mandos analógico).

 

¿Qué cuadro de control lleva mi caldera? Hay muchos cuadros de control, que tienen muy pocas diferencias entre si (y algunos ninguna, mas allá del nombre), pero generalmente, los modelos GT CONFORT llevan el cuadro de control CCE-201, los modelos GTI CONFORT llevan el CCE-200 o CCE-207 y los modelos GTA CONFORT llevan el CCE-202 o CCE-206.

 

Por último, y por si puede ser de utilidad, dejo aquí algunos enlaces a documentación que podría ser interesante para propietarios de las calderas Roca Gavina o Baxi Gavina:

Manual instalador Gavina

Manual usuario Gavina

Manual cuadro control Gavina CCE-200 y mas

Manual cuadro control Gavina CCE-205

______________

reparar roca gavina, avería roca gavina, roca gavina gt confort, roca gavina gti confort, baxiroca gavina, baxi gavina

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies. Continuar navegando supone aceptar estas cookies y nuestra política de cookies,. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat